ANDOPIRO

    DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACIÓN

    DOSIS:

    Bovinos:

    Anaplasmosis: 2.5 mL por cada 100 kg de peso.

    Piroplasmosis: 1 mL por cada 100 kg de peso.

    Equinos: 2 mL por cada 100 kg de peso.

    Caninos: 0.25 mL por cada 10 kg de peso.


    VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

    Bovinos y caninos: Aplicación subcutánea o intramuscular.

    Equinos: Aplicación exclusivamente intramuscular.

    FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

    FÓRMULA:

    Cada mL contiene:

    Imidocarb dipropionato

    120 mg

    Vehículo, c.b.p. 1 mL.

    INDICACIONES

    INDICACIONES Y USOS: ANDOPIRO® es un hemoparasiticida indicado en el tratamiento curativo y preventivo de la babesiosis, anaplasmosis y ehrlichiosis en bovinos, equinos y caninos; no elimina al 100% de las babesias, lo que permite un estado de inmunidad mucho más seguro que la esterilización total, en particular en zonas con incidencia enzoótica de babesia.

    Como quimioprofiláctico, ANDOPIRO® puede ser utilizado en las siguientes situaciones:

    • Cuando son introducidos animales susceptibles en áreas de incidencia de anaplasmosis, administrar a los primeros signos clínicos de la enfermedad ANDOPIRO® a una dosis de 2.5 mL por cada 100 kg de peso. Considerando que el periodo de incubación de la anaplasmosis es más prolongado, no se debe tratar antes del padecimiento de la enfermedad, pues esto impediría el desarrollo de la inmunidad después de la infestación por las garrapatas.

    • Cuando son introducidos animales susceptibles en áreas de incidencia de babesiosis, administrar ANDOPIRO® al momento de la transferencia o en los primeros 5 días, a una dosis de 1 mL por cada 100 kg de peso.

    INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

    TIEMPO DE RETIRO: Los animales tratados no deben ser destinados al consumo humano hasta 28 días después de su última aplicación.

    No administrarse a bovinos que estén produciendo leche para consumo humano.

    INTERACCIONES

    INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS: No se use el producto simultáneamente con drogas que inhiben la colinesterasa, antihelmínticos o insecticidas organofosforados.

    Consulte al Médico Veterinario.

    Su venta requiere receta médica.

    USO EN

    USO EN:

    PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

    ADVERTENCIAS:

    No debe utilizarse por vía endovenosa.

    No exceder la dosis recomendada.

    Los animales tratados con ANDOPIRO® pueden presentar en casos de sobredosificaciones ligeros efectos reversibles como: dolor e inflamación en el sitio de aplicación y signos colinérgicos como salivación, letargia, anorexia, lagrimeo y cólico pasajero.

    En estos casos se recomienda aplicar sulfato de atropina.

    Raramente se presenta ulceración en el sitio de aplicación y diarrea.

    Consérvese en un lugar fresco, seco y protegido de la luz solar.

    No se deje al alcance de los niños.

    PRESENTACIÓN

    PRESENTACIONES: 10, 50 y 100 mL.

    Hecho en México por:

    LABORATORIOS ANDOCI, S.A.

    Tels.: (55) 5676-1920 y 5676-8040

    Fax: (55) 5675-0538

    PROPIEDADES FARMACÉUTICAS

    FARMACOLOGÍA:

    Farmacocinética: El dipropionato de imidocarb se absorbe rápidamente por vía subcutánea o intramuscular obteniendo picos máximos en una hora con duración de cuatro horas. Se distribuye rápidamente debido a que se fija a las proteínas plasmáticas persistiendo alrededor de 28 días.

    El dipropionato de imidocarb interfiere con el metabolismo del ácido desoxirribonucleico del protozoario. Se ha demostrado que su incorporación al núcleo del parásito es muy rápida, lo paraliza a las pocas horas y le permite que sea atacado por los sistemas orgánicos de defensa. Inhibe drásticamente el metabolismo energético del parásito mediante un bloqueo de las síntesis de purinas y pirimidinas, produciendo una degeneración estructural del parásito intraeritrocítico.

    Se metaboliza con lentitud en el hígado después de la inyección intramuscular, persistiendo por periodos prolongados en plasma, hígado, riñón, músculo, grasa y leche. Se excreta de manera gradual en heces y en pequeñas cantidades en orina.

    Farmacodinamia: El dipropionato de imidocarb interfiere con el metabolismo del ácido desoxirribonucleico del protozoario, tanto a nivel del núcleo del parásito como de los quinetoplastos. Se ha demostrado que su incorporación al núcleo del parásito es muy rápida, lo paraliza a las pocas horas y le permite que sea atacado por los sistemas orgánicos de defensa. Inhibe drásticamente el metabolismo energético del parásito mediante un bloqueo de la síntesis de purinas y pirimidinas, produciendo una degeneración estructural del parásito intraeritrocítico.