ALUSPRAY

    DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACIÓN

    VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS: Tópica.

    Aplicar una capa delgada de ALUSPRAY® recubriendo completamente la herida. Dependiendo de la condición de la herida se deberá aplicar 1 a 2 veces al día. Antes de la aplicación de ALUSPRAY® la lesión debe limpiarse, desinfectarse y en su caso restaurar los planos quirúrgicos.

    FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

    FÓRMULA:

    Aluminio micronizado (como polvo)

    25 g

    Excipiente, c.b.p. 100 g.

    INDICACIONES

    INDICACIONES: Tratamiento coadyuvante de la cicatrización de heridas externas y úlceras de cualquier naturaleza, así como protector de los tejidos contra la suciedad y los insectos.

    USO EN

    USO EN:

    PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

    ADVERTENCIAS:

    Agítese con fuerza antes de usarse.

    Dirija el disparador en dirección de la flecha en la etiqueta.

    Manténgase alejado de los niños.

    No se almacene o use cerca de una flama.

    No se exponga al sol ni a temperaturas superiores a 50°C.

    No perforar ni quemar el envase después de usarlo.

    Este producto mancha, evite el contacto con las manos y la ropa.

    PRESENTACIÓN

    PRESENTACIÓN: Frasco presurizado con 210 ml (75 g neto) que contiene 12 g de suspensión activa.

    Consulte al Médico Veterinario.

    Manténgase fuera del alcance de los niños y de los animales domésticos.

    Su venta requiere receta médica.

    No superar la dosis recomendada.

    Protéjase de la luz solar.

    Uso veterinario.

    VÉTOQUINOL DE MÉXICO, S.A. de C.V.

    Tel.: 01.55.5262.7540

    www.vetoquinol.mx

    sclientes@vetoquinol.mx

    PROPIEDADES FARMACÉUTICAS

    PROPIEDADES: El aluminio micronizado es un coadyuvante en el proceso de cicatrización de heridas externas, posee además, propiedades astringentes y actividad antimicrobiana.

    Evita la formación exagerada de tejido de granulación en pacientes con tendencia a cicatrización queloide, sobre todo en caballos.

    El rocío fino de ALUSPRAY® por su capacidad de adherencia, asegura una barrera de protección contra la suciedad y los insectos, reduciendo los riesgos de infección.

    El aluminio como metal no atraviesa la membrana celular y no ejerce ninguna acción farmacológica sistémica ni efecto tóxico. En caso de que el paciente ingiera accidentalmente el ALUSPRAY® debido a que se lame la herida tratada, su paso a la circulación sanguínea es prácticamente nulo, ya que no consigue acumularse en los tejidos.